Puede que durante alguna barbacoa, o simplemente mientras tomabas unas cervezas al aire libre, hayas tenido la incómoda compañía de una mosca empeñada en beber de tu cerveza. Tranquilo, no se trata de la reencarnación de ningún alcohólico, existe una explicación a por qué las moscas van a la cerveza.

Ahora un grupo de entomólogos, es decir, de científicos especializados en insectos parecen haber encontrado una explicación, al parecer las moscas se sienten atraídas por el glicerol, un compuesto de sabor dulce que generan las levaduras durante la fermentación.

Es importante saber que los insectos utilizan su sistema del gusto de obtener información importante acerca de la calidad y el valor nutritivo de las fuentes de alimentos, pero antes de llegar al alimento se guían por su olfato, de modo que pueden percibir que hay algo bueno en tu cerveza, pero hasta que no la prueben no saben a ciencia cierta si lo es o no.

En general, los azúcares son para las moscas una señal importante que asocian con alimentos de alto valor nutritivo, sin embargo el contenido de azúcar en la cerveza es bastante bajo, y aún así ellas lo perciben y se sienten atraídas.

Esto parece que se debe a un receptor asociado a las neuronas que se ubican en las partes que componen la boca de la mosca, cuando este receptor percibe el glicerol hace saltar las alarmas e impulsan a la mosca a catar esa cerveza.

Ahora ya sabes por qué las moscas van a la cerveza, la próxima vez que te ocurra se lo puedes contar a tus amigos, puede que queden asombrados con tus conocimientos, lo cual no quita que la maldita mosca quiera ir a la cerveza.

Más información en la web de Nature