Archivo de la categoría: Licores

Disaronno

El licor Disaronno se define como el mejor licor italiano, y como establece la etiqueta de su botella, se elabora desde el siglo XVI. Concretamente desde el año 1525, es decir, dentro de unos años cumplirán 500 años, que se dice pronto.

Por aquellos años era habitual que las familias elaboraran sus propios licores, y uno de tantos ellos era este licor de color ambar, elaborado generación tras generación por la familia Reina en la ciudad de Saronno, de ahí el nombre del licor.

Sigue leyendo

Amarula, crema de marula

Si te gustan las cremas de licor como Tia Maria o Baileys con toda probabilidad también te gustará el Amarula. Se trata de una crema de licor, elaborada en Sudáfrica, cuyos ingredientes principales son azúcar, nata, y el fruto del árbol marula, propio del paisaje africano y muy querido por los elefantes, tanto que se le conoce también como el árbol del elefante, ya que estos enormes mamíferos los suelen rondar para devorar sus frutos sin prisa pero sin pausa.

Por tanto, a diferencia de las cremas de licor mencionadas, para la elaboración del Amarula no se emplea ni café ni whiskey, sino un fermentado de la pulpa del fruto de la marula. En la propia botella podremos observar al elefante, el árbol y sus frutos amarillentos.

Esta crema de licor posee un color leonado, con intensos y exóticos aromas de marula, seguidos de notas de café y chocolate. Es muy cremoso en la boca, donde se impone el sabor de la marula, pero a continuación en la nariz se mezclan todos los aromas dando lugar a un deleite sensorial.

Salió al mercado a finales de la década de 1980, y desde entonces ha gozado de gran prestigio, no en vano, en lo últimos años Amarula ha ganado varios premios a nivel internacional, como por ejemplo sus medallas de oro en el International Wine & Spirit Competition en los años 2006, 2007 y 2008, seguidas de una medalla de plata en 2009, que lo sitúan como uno de los mejores licores del mundo.

Sigue leyendo

Absenta

La absenta, al igual que la Chartreuse, es uno de los más famosos licores de hierbas de Francia. En la absenta predomina el ajenjo, las flores del hinojo y el anís; aunque se emplean muchos más ingredientes para su elaboración. El origen de la absenta es un tanto incierto, pero lo más seguro es que esté ligado a algún convento o monasterio, los especialista de la destilación siglos atrás.

La época dorada de la absenta fue en la Francia de finales del siglo XIX, donde estuvo muy ligada a los artistas y bohemios de la época. Su consumo excesivo, y alguna que otra leyenda urbana, condujo a su prohibición a comienzos del siglo XX.

Y es que mientras en la Inglaterra de la segunda mitad del siglo XIX se tomaba el té a las cinco, en Francia daba comienzo la “hora verde”, o la hora del “ritual de la absenta”: donde se prepara un vaso especial con una onza de absenta, sobre el que se coloca una cuchara especial y sobre ésta un terrón de azúcar que se irá diluyendo a medida que vayamos sirviendo el agua fría con la que diluimos la absenta en una proporcion de 1/3 o 1/5. El resulta final se denomina louché (turbio), dado su color pálido y opaco, similar al pastis.

A continuación se degusta de un trago, pero inevitablemente su altísimo nivel alcohólico, que puede llegar a alcanzar los 90º de volumen, afectan de manera directa al cerebro, provocando según algunos: alucinaciones, demencia momentánea o parálisis corporal. Quizás provoque dichos efectos, y quizás no, en cualquier caso hoy en día basta pasarse a altas horas de la madrugada por un botellón para comprobar los efectos de una intoxicación etílica…

En el mundo de la coctelería se emplea poco, pero está por ejemplo el peculiar Monkey Gland o Glande de Mono que lleva un chorrito de absenta.

Chartreuse, licor de hierbas

El Chartreuse es un licor de hierbas de origen francés elaborado por los monjes Cartujos, o Chartreux en francés, tanto la orden religiosa como el licor de hierbas reciben su nombre por la región donde se encuentran, cerca del macizo de Charteuse.

La orden religiosa fue fundada por San Bruno a finales del siglo XI, siendo una de las ordenes monásticas cristianas más antiguas del Mundo. Sin embargo, no fue hasta comienzos del siglo XVII que el Mariscal d’Estrées entregó a los monjes cartujos de Vauvert, en París, un manuscrito que revelaba la fórmula de un elixir de larga vida, cuyo origen nadie conoce.

En aquella época los monjes eran de los pocos que tenían los conocimientos necesarios para trabajar con plantas, no obstante la receta tampoco era la panacea ya que sólo fue empleada durante unas décadas en Paris.

Casi un siglo más tarde, en 1737, los cartujos de Grenoble decidieron tomar un poco más en serio aquella receta e hicieron un estudio más exhaustivo, finalmente dieron con una formula que ha llegado hasta nuestros días bajo el nombre de Elixir Vegetal de la Grande-Chartreuse, elaborado a partir de una mezcla secreta de 130 hierbas y con 71º de volumen de alcohol. Se consume de manera similar a la absenta, diluyendo un terrón de azúcar.

Éste es el licor de mayor graduación, pero no por ello el más vendido y conocido, realmente son el Chartreuse verde y el Chartreuse amarillo los buques insignia. El primero apareció en la segunda mitad de siglo y cuenta con 55º de volumen de alcohol, mientras el segundo, el Chartreuse amarillo no apareció hasta un siglo después, siendo una versión más suave con 40º de vol. alcohólico.

Sigue leyendo

Origen del curaçao

Naranjas para hacer curaçao

El curaçao a pesar de su color es un triple sec, un licor elaborado con cáscaras secas de naranja, pero no una naranja cualquiera, sino unas autóctonas de la isla de Curaçao, de ahí su nombre. La fruta en si es un cítrico que deriva de la naranja amarga que trajeron los españoles durante el siglo XVII.

Tanto el árbol como la fruta evolucionaron hasta lo que hoy en día conocemos como Laraha (Citrus aurantium curassaviensis), un cítrico que ni es una naranja ni es una lima, pero que es de la misma familia. Hoy en día el licor de curaçao lo podemos encontrar en diferentes colores, todos ellos artificiales, pero creados así para dar un aspecto fantasía a los cocteles.

Por lo general al curaçao se lo considera un triple sec o triple seco, es por ello que en algunos cocteles tipo Margarita hace acto de presencia para sustituir o complementar al triple sec y al mismo tiempo dar un color atractivo al coctel.

Algunas reticencias para no considerar al curaçao como un triple sec son debidas a su color y al no estar elaborado con verdaderas naranjas. Normalmente los triple sec como el Cointreau se elaboran con naranja de España, Brasil u otros países.

Licor de granada

Ya hace unas semanas hablé de la granada, una fruta estupenda y muy nutritiva, además de un ingrediente esencial para muchos cocteles en su formato jarabe, la granadina. Más de un aficionado a esta fruta se habrá preguntado si existen en el mercado buenos licores de granada, y la verdad que si uno tiene la fruta a mano ¿por qué no hacer uno casero?

Aquí os paso una interesante receta con la que podremos preparar hasta un litro y medio de licor de granada. Sigue leyendo

Triple sec o Triple seco

El triple sec o triple seco en castellano es un licor que se emplea en gran cantidad de cocteles y recetas por su aroma y sabor a naranja. Para su elaboración no se emplea el jugo ni la pulpa, sino las cáscaras secas de la naranja.

Su nombre hace referencia a la triple destilación que se realiza durante el proceso de fabricación. Para su elaboración se suelen emplear naranjas de España, Brasil o el Caribe. Algunos triple sec son incoloros, mientras que otros tienen tonos dorados por su base de brandy o coñac. El volumen de alcohol del triple sec varia entre 15 y 40°, siendo 30° lo más habitual.

Si bien se emplean frutos venidos de muy diferentes países, el triple sec lo creó un tal Jean-Baptiste Combier en Francia y quizás por ello algunas de las marcas más conocidas en la actualidad también lo son: Cointreau y Grand Marnier.

El triple sec lo podemos degustar sólo cuando tiene una buena base de coñac o brandy, sino lo más habitual es utilizarlo como ingrediente en cocteles, como por ejemplo en la receta de coctel Margarita.

A pesar de sus colores artificiales, el curaçao se considera generalmente como un triple sec o triple seco. Como digo su color no es natural, sino creado con aditivos, pero el licor de base es similar al triple sec ya que se elabora con una variedad de cítrico llamado Laraha (Citrus aurantium curassaviensis), un derivado de la naranja amarga (Citrus aurantium) que llevaron los conquistadores españoles a la isla de Curaçao hace ya varios siglos.