El Irish Car Bomb o Coche bomba es un coctel con cerveza parecido al boilermaker, cocteles bomba que te aseguran una noche de borrachera. Los ingredientes son bien sencillos y se puede preparar en cualquier bar donde tengan cerveza Guinness, Bailey’s y whiskey Jameson.

La idea es que te sirvan una pinta de cerveza negra Guinness acompañada de un chupito de bailey’s con whisky (al origen también llevaba Kahlua pero cada vez se deja más de lado). El whisky flotará por ser menos denso, pero esto no importa porque a continuación lo que hacemos es dejar caer el vaso de chupito dentro de la pinta y bebemos.

Personalmente no te recomiendo el Car Bomb si quieres pasar una noche tranquila… esta bomba va directa al coco y a la mañana siguiente te acordarás ;)

Historia del Irish Car Bomb

El nombre se las trae, sobre todo si uno tiene en mente todos esos conflictos internos que ha tenido esta pequeña isla sobre todo fruto de los enfrentamientos religiosos. El caso es que según alguna fuentes, como por ejemplo la Wikipedia, el Car Bomb o Coche Bomba, lo creó un tal Charles Burke allá por 1979, un instructor de barmans y propietario del bar Wilson’s Saloon.

Aunque esta a su vez era una evolución de otra bebida conocida como The Grandfather o el Abuelo, donde se mezclaba un chupito de Bailey’s y Kahlua al tiempo que se tomaba una Guinness, pero sin mezclarlos.

La cosa fue evolucionando y un tiempo después a ese chupito de Bailey’s con Kahlua le agregaron whiskey Jameson lo que lo convertía en una mezcla explosiva que pasó a llamarse IRA, como el famoso grupo terrorista irlandés.

Un par de años después fue cuando surgió el Car Bomb, el nieto de Grandfahter…, teniendo una pinta de Guinness a medio terminar se le pasó por la cabeza echar su chupito de IRA dentro de la pinta al tiempo que deía “bomba va!”… el resto es historia.