El triple sec o triple seco en castellano es un licor que se emplea en gran cantidad de cocteles y recetas por su aroma y sabor a naranja. Para su elaboración no se emplea el jugo ni la pulpa, sino las cáscaras secas de la naranja.

Su nombre hace referencia a la triple destilación que se realiza durante el proceso de fabricación. Para su elaboración se suelen emplear naranjas de España, Brasil o el Caribe. Algunos triple sec son incoloros, mientras que otros tienen tonos dorados por su base de brandy o coñac. El volumen de alcohol del triple sec varia entre 15 y 40°, siendo 30° lo más habitual.

Si bien se emplean frutos venidos de muy diferentes países, el triple sec lo creó un tal Jean-Baptiste Combier en Francia y quizás por ello algunas de las marcas más conocidas en la actualidad también lo son: Cointreau y Grand Marnier.

El triple sec lo podemos degustar sólo cuando tiene una buena base de coñac o brandy, sino lo más habitual es utilizarlo como ingrediente en cocteles, como por ejemplo en la receta de coctel Margarita.

A pesar de sus colores artificiales, el curaçao se considera generalmente como un triple sec o triple seco. Como digo su color no es natural, sino creado con aditivos, pero el licor de base es similar al triple sec ya que se elabora con una variedad de cítrico llamado Laraha (Citrus aurantium curassaviensis), un derivado de la naranja amarga (Citrus aurantium) que llevaron los conquistadores españoles a la isla de Curaçao hace ya varios siglos.