Historia del Ron I, la caña de azúcar

Si hay una bebida íntimamente ligada al mar Caribe, a leyendas de marinos, aventureros y bucaneros, esa es sin lugar a dudas el ron. Sin embargo, sus orígenes cargados de historias son aún más lejanos y están ligados al del cultivo de la caña de azúcar, la base para su elaboración.

Y aunque puede que la mayoría piense que esta planta es originaria de América, lo cierto es que viene del sudeste asiático, desde donde se expandió al resto del continente, gracias a los mercaderes chinos y más tarde árabes, llegando a Egipto hacia el siglo IV a.C.

Ya en tiempos de Alejandro Magno, sus soldados sabían cómo obtener miel de la caña de azúcar, prensando la caña para extraer un jugo que luego calentaban hasta su evaporación, porque lo habían aprendido durante su campaña por la India.

Hay historiadores que hacen mención a bebidas muy antiguas destiladas a partir de la caña también en China, teoría reforzada por lo relatos de Marco Polo en lo que decía haber probado un vino hecho de azúcar.

En España, la caña de azúcar fue introducida por los musulmanes a partir del siglo VI; lo cuales ya producían una bebida con ella. En las Islas Canarias el cultivo fue aún más exitoso que en la península, pero esto se produciría siglos más tarde, antes de la conquista de América.

El ron es una bebida que también ha tenido presencia en la literatura, todas esas historias de bucaneros han hecho aún más fuerte el vínculo entre el ron y los piratas en el imaginario popular. Por ejemplo en el libro La Isla del Tesoro del escocés Robert L. Stevenson, donde un pasaje dice así:

Y te digo una cosa: fue el ron el que me hizo vivir. El ha sido mi comida y mi agua, somos como marido y mujer. Y si me lo quitáis ahora, seré como un viejo barco en una costa de sotavento.

El ron y los piratas

La mención más antigua que se conoce de la palabra “rum”, el término inglés que en nuestro idioma se adoptó como ron, aparece en documentos de Barbados de 1650. Era una abreviatura de rumbuillon, como se lo llamaba antiguamente. También fue conocida como kill-devil, lo que nos da una idea de lo fuerte que era este aguardiente.

Los primeros representantes comerciales de la nueva bebida fueron los corsarios, navegantes autorizados por el gobierno para atacar y saquear las rutas mercantes de las naciones enemigas. Estos piratas se dedicaban también al comercio y contrabando, llevando al ron y su reputación por todas la colonias.

Por si no lo sabías, circula por ahí una teoría sobre el célebre mojito,  según la cual sería un coctel inventado por el mismísimo Francis Drake, que mezclaba en la ración de aguardiente de su tripulación azúcar, limón y hierbabuena para combatir el escorbuto (causado por la falta de vitamina C) durante las largas travesías en alta mar.

¿Realidad o ficción? quién sabe, lo que está claro es que el ron áspero y oscuro que bebía Drake nada tiene que ver con el que bebemos hoy en día, así que imagina los mojitos asquerositos que preparaba.

Más contenido relacionado: que puedo preparar con sirop de caña de azucar, que es el sirope de caña de azucar, como hacer un coctel de caña de azucar, prensas para caña de azucar, receta del jugo de caña de azúcar, sirope de caña de azucar, siropes con caÑa de azucar, se puede teñir la cascara de caña de azucar, que es sirope de caña de azucar, syrup de caña de azucar

Un pensamiento en “Historia del Ron I, la caña de azúcar

  1. Ron Añejo

    Pues sin importar el origen, lo que si se puede decir es que es una bebida muy popular sobre todo acá en latinoamérica, hay muchas empresas produciéndolo. Donde yo vivo en el Valle del Cauca es una región Azucarera, por tanto el ron no se queda por fuera.

    Y ya que mencionas los piratas, cierto en Piratas del Caribe era la bebida favorita de Jack Sparrow. Jaja.

    Un saludo,

Los comentarios están cerrados.